Saltar al contenido
OK SALUD – Mejor información. Mejor salud.
Tos

9 remedios caseros y naturales para la tos: seca, flemas

remedios caseros y naturales para la tos

La flema a menudo acompaña a los resfriados y otras infecciones del tracto respiratorio superior. Aunque no es un problema de salud grave, si la flema no es tratada a tiempo, puede obstruir e irritar los bronquios y, a su vez causar una infección del tracto respiratorio superior secundaria la cual puede derivar en problemas como bronquitis o neumonía.

 4 Remedios caseros para la tos con flema.

Existen una serie de remedios de tipo caseros los cuales se realizan siempre con ingredientes naturales que permiten que podamos ayudar a tratar los  síntomas y con ellos obtener un mejoramiento de nuestra condición. No hay nada que nos cause más molestias que la tos que se acompaña con flemas.

Veamos entonces algunos de estos buenos remedios:

  1. Agua salada:

Hacer gárgaras con agua tibia con sal es otra manera fácil de tratar la flema. Mientras que el agua caliente es calmante para la garganta irritada, la sal ayuda a destruir las bacterias que pueden estar causando su infección y por lo tanto reduce la producción de flema.

Para realizar este remedio, debemos mezclar un cuarto de cucharadita de sal en un vaso de agua tibia.  Posteriormente realizamos gárgaras con la solución y repetimos  este remedio varias veces al día.

  1. Jengibre:

El jengibre es otro de los remedios caseros para la tos con flema, ya que trabaja como un descongestionante natural y se ha utilizado para combatir las infecciones en la garganta e infecciones respiratorias en cualquier edad.

Además, las propiedades antivirales, antibacterianas y expectorantes presentes en el jengibre ayudan a aliviar la congestión en el pecho y la garganta para ayudarle a respirar con más facilidad.

Para hacer este remedio solo teneos que añadir una cucharada de rodajas de jengibre fresco a una taza de agua hervida. Dejamos reposar por unos minutos y luego añadimos dos cucharaditas de miel. Beber este té de jengibre suave varias veces durante el día, ayuda a que podamos sentirnos mucho mejor.

Alternativamente, podemos masticar rodajas de jengibre crudo varias veces al día y agregar el jengibre a nuestras comidas como una segunda y tercera opción.

  1. Sopa de pollo

Nuestro tercer recomendado sobre remedios caseros para la tos con flema es la sopa de pollo caliente, la cual también puede ayudar a tratar la flema. La sopa de pollo caliente ayudará a hidratar las vías respiratorias y diluir la consistencia de la flema. También aliviará la garganta irritada e inducir la relajación.

Tomar un poco de sopa de pollo por lo menos dos o tres veces al día puede eliminar la flema de la garganta. Para mayores beneficios, es correcto agregar jengibre y el ajo a la sopa. Esta sopa casera es a menudo más eficaz que la sopa enlatada, que tiene conservantes.

  1. Eucalipto:

El eucalipto posee propiedades que permiten que podamos eliminar la flema de nuestros pulmones y aquellas alojadas en los senos nasales. Para esto solo debemos poner una olla con agua y esperar que hierva, posteriormente podemos las hojas de eucalipto y dejamos 10 minutos, luego solo debemos respirar el vapor y ver los resultados.

 

5 Consejos Para Parar la Tos

 

La tos ayuda a nuestro cuerpo a sacar la mucosidad que se encuentra presente en las vías aéreas y en la tráquea. Pero, si quieres pararla debes saber que existen muy buenos remedios y consejos para parar la tos que te pueden ayudar.

Conoce algunos de ellos a continuación y no dejes de usarlos.
Efectivos Consejos Para Parar la Tos
La tos se presenta como un síntoma de una enfermedad y cuando se presenta seca se debe por la presencia de moco causado por un virus u otro padecimiento. Para tratar la tos se puede hacer uso de diferentes remedios expectorantes que nos ayuden a expulsar la flema que hay. Igualmente se pueden hacer uso de remedios que nos ayuden a aliviar la irritación que presentan las membranas.

Conoce aquí unos consejos muy efectivos:

⦁ El primero de los consejos para parar la tos es un remedo que se hace con semillas de cilantro (4 cucharaditas).Las debes tostar en un sartén y llevarlas luego a hervir en 4 tazas de agua. Agrega 4 rodajitas de jengibre y deja que hierva hasta que reduzca a 2 tazas. Apaga, cuela y consume.
⦁ Otro excelente remedio para parar la tos es tomar la tintura de ajo. Este te ayudará a limpiar el organismo y también a combatir la infección. Para hacer esta tintura debes poner en un vaso con brandy varios dientes de ajo, Deja que se macere por 3 semanas cuela.
⦁ También puedes hacer jarabe de ajo, el cual se hace mezclando miel con dientes de ajo fresco.
⦁ Además de los consejos anteriores se recomienda que hagas un cataplasma con agua y mostaza en polvo. Añade cebolla asada y aplica sobre el pecho.
⦁ Finalmente, no dejes de hacer uso de la fitoterapia y de hierbas como el tomillo, el hinojo, la drosera y el tusilago.

 

5 Remedios caseros para la tos asmática.

La causa exacta de esta enfermedad no se conoce, pero puede ser provocada por alergias, contaminación del aire, las infecciones respiratorias, las emociones como el estrés, las condiciones meteorológicas, cierto tipo de alimentos y ciertos medicamentos. Los síntomas comunes incluyen tos, dificultad para respirar y opresión en el pecho.

Remedios caseros para la tos asmática.

Dentro de los ingredientes que podemos utilizar para tratar este tipo de enfermedad de forma natural, encontramos:

  1. El Jengibre:

El jengibre es un tratamiento natural muy conocido para varias enfermedades, como el asma. Los investigadores han encontrado que puede ayudar a reducir la inflamación de las vías respiratorias e inhibir la contracción de las vías respiratorias.

Además, los estudios indican que tiene compuestos que pueden potenciar los efectos relajantes musculares de ciertos medicamentos para el asma.

  1. Aceite de mostaza:

Al tener un ataque de asma, darnos un masaje con aceite de mostaza en el pecho puede ayudar a despejar las vías respiratorias y restaurar la respiración normal. Para ellos debemos entonces  calentar un poco de aceite de mostaza con un poco de alcanfor.

Pasamos la mezcla a  un recipiente y cuando está confortablemente caliente, frotamos suavemente en el pecho y la espalda superior y realizamos el masaje.  Debemos hacer esto varias veces al día hasta que los síntomas desaparezcan.

  1. El  Ajo:

Otro de los remedios caseros para la tos asmática consta del ajo, el  cual  puede ayudar a eliminar la congestión en los pulmones durante las primeras fases del asma. Para hacer o preparar este remedio solo tenemos que hervir dos o tres dientes en un cuarto de taza de leche. Permitir que se enfríe a temperatura ambiente y luego beberlo.

  1. Café:

La cafeína en el café regular puede ayudar a controlar los ataques de asma, ya que actúa como un broncodilatador. El café caliente ayuda a relajar y despejar las vías respiratorias para ayudar a respirar más fácilmente. Cuanto más fuerte es el café, mejor será el resultado.

Debemos tratar de no beber más de tres tazas de café negro en un día. Si no te gusta el café, se puede optar por una taza de té negro caliente. No debemos tratar la cafeína como un tratamiento regular sino como una forma de ayuda extra.

  1. Aceite de eucalipto:

 

Uno de los buenos remedios caseros para la tos asmática es el aceite de eucalipto puro, el cual es un tratamiento eficaz para los síntomas del asma debido a sus propiedades descongestionantes. La investigación indica que tiene una sustancia química llamada eucaliptol que puede ayudar a disolver el moco.

Sólo hay que poner unas gotas de aceite de eucalipto en una toalla de papel y mantenerlo por tu cabeza cuando se duerme por lo que se respira en el aroma.

También se pueden poner dos o tres gotas de aceite de eucalipto en una olla de agua hirviendo y respirar el vapor.  Debemos tratar de realizar dos respiraciones profundas para resultados más rápidos.

 

Estos son entonces 5  remedios caseros para la tos asmática que debemos considerar para tratar de aliviar los síntomas.

 

Remedios caseros para la tos con cebolla.

La tos es la manera que tiene el cuerpo de expulsar gérmenes o virus irritantes en la garganta y las vías respiratorias, y puede ser causada por muchos factores, incluyendo alergias, asma, neumonía, gripe, resfriados y goteo nasal. Mientras que la tos es un hecho normal, si persiste más de una semana debe ser evaluado por un médico para determinar la causa subyacente y recibir el tratamiento adecuado.

Remedios caseros para la tos con cebolla.

La tos puede ser un problema cuando llevamos un tiempo con ella, con el paso de los días se nos dificulta dormir bien, además también tenemos problemas para hablar con otros y hasta para comer.

Dentro de los muchos remedios o ingredientes naturales con los cuales contamos, podemos darnos cuenta que la cebolla cuenta con numerosos beneficios y propiedades que permiten que podamos limpiar nuestras vías respiratorias.

A continuación vamos a mencionarte algunos remedios que puedes hacer con cebolla:

  1. Agua de cebolla:

Puede sonar un poco extraño pero es efectivo. Básicamente consiste en poner una olla o recipiente que resista el fuego y poner agua a hervir, luego añadimos las cebollas, al menos unas tres o cuatro y esperamos que hiervan. Cuando han hervido, el secreto se centra en poder beber o consumir esta agua durante todo el día, esto permitirá que podamos ayudar a nuestras vías respiratorias a abrirse más, pero también permitirán eliminar las bacterias o los gérmenes que están alojados en nuestro tracto respiratorio.

  1. Cebolla y miel:

Otro de los remedios caseros para la tos con cebolla, es este, solo se requieren dos ingredientes reconocidos por tener excelentes propiedades curativas y antihistamínicas. Para realizar este remedio solo se requiere del uso de cebollas pueden ser dos o tres y miel. Ponemos en una olla o en un recipiente que sea resistente al calor, las cebollas cortadas en trozos y posteriormente ponemos la miel o añadimos la miel. Ponemos a hervir a fuego lento y esperamos que se haga una mezcla.

Obtenemos una mezcla en forma de jarabe que podemos consumir de forma diaria todas las noches antes de irnos a dormir.

  1. Cebolla y leche:

Este tipo de remedio es bastante simple de hacer, solo tenemos que poner las cebollas a hervir en agua en trozos pequeños, posteriormente ponemos esta mezcla de las cebollas en un recipiente y utilizamos la batidora. Con esto podemos obtener una mezcla más pastosa. Luego ponemos a calentar la leche  y agregamos la cebolla, podemos tomar este tipo de mezcla varias veces al día con la finalidad de que podamos reducir los síntomas de la tos.

Estos son algunos de los remedios caseros para la tos con cebolla que debemos considerar cuando realmente no podemos con los síntomas. Sin embargo si la tos persiste por más de una semana, debemos pasar de los remedios caseros para la tos con cebolla  y buscar el asesoramiento de los médicos o especialistas de una forma rápida ya que podríamos experimentar otro tipo de problemas.