Café Helado

¿Qué te semeja tomar un café helado mientras que gozas leyendo esta entrada? ¿No tienes idea de qué manera hacerlo? Despreocúpate, recetasdebatidos.com tiene la solución.

En el momento en que estés un tanto fatigado de la rutina y precises marcar algún aspecto nuevo, puedes evaluar a elaborar tu café helado y seguramente vuelves a reiterar.

No posee bastante secreto, prosigue leyendo y ahora vas a ver lo simple que es escaparse algo de la rutina sin que suponga un enorme cambio ¡Adelante!

1. Café Helado Negro o Black Iced Coffee

Cafe helado negro solo
Café helado negro solo

Asimismo le llaman Black Iced Coffee, con lo que no requiere mucha explicación. Sencillamente radica en tomar nuestro café solo de manera helada si bien existe algún detallito que marca la diferencia entre la versión ardiente y la versión fría.

Lo más esencial de estas recetas es que en el momento de utilizar café lo hagas de la forma frecuente que acostumbras a llevarlo a cabo. Esto es, no te lo tomes soluble si andas habituado a  llevarlo a cabo con alguna máquina tipo Nespresso, o tampoco te lo hagas con cafetera italiana si no sabes emplearla y te preparas tu bebida siempre y en todo momento en el microondas.

Elementos

  • 230 ml de tu café solo favorito.
  • 15 ml de medicamento de grosella (opcional)
  • 7 hielos
  • Endulzante preferido (azúcar, endulzante, miel…)

Preparación

  1. En un vaso largo, mete dentro los 7 hielos.
  2. Añade primero los 15 ml de medicamento de grosella.
  3. Sirve el café.
  4. Añade tu endulzante favorito.

2. Café Helado con Leche, cremoso y despacio

Café helado con leche
Café helado con leche

Si no eres muy seguidor del café solo, sino gozas de la mezcla del café con la leche, asimismo hemos planeado en ti. Prueba esta versión helada de “un con leche” y tomarte un café en las tardes calurosas se te va a hacer mucho más entretenido. 

Elementos

  • 1 taza de tu café favorito ahora listo (con o sin descafeinar)
  • 150 ml de leche fría (entera, semi o desnatada)
  • 7 hielos
  • Canela molida y virutas de chocolate (opcional)
  • Endulzante preferido (azúcar, canela, azúcar moreno, endulzante…)

Ahora sabéis que nosotros jamás obligaremos a tomar los revueltos que garantizamos de una forma específica. Bastante menos jugaremos con el café (algo sagrado) de nuestros leyentes. Usa el café, la leche y el endulzante que mucho más te apetezca con total independencia.

Preparación

  1. Si tienes picadora en el hogar, puedes picar un tanto los hielos a fin de que no sean tan enormes. Asimismo lo puedes realizar en la batidora de vaso. A fin de que salgan excelentes, dale pequeños golpes de la capacidad máxima y de esta forma no se van a deshacer y ni se picarán. Mételos en la jarra.
  2. Colocale el endulzante (si lo empleas) a tu café.
  3. Añade el café.
  4. Añade la leche fría.
  5. Coloca algo de canela o chocolate por arriba si te gusta ofrecerle un toque de cafetería profesional.
  6. Mete dentro una paja reutilizable y bébetelo gozando del gusto del café y del fresco de los hielos.

3. Café Helado con Helado de Vainilla, exquisito

Café con leche con helado de vainilla
Café con leche con helado de vainilla

Este café es una bomba exquisita que puedes tomar como capricho ocasionalmente. Hablamos de una receta que pide no contar calorías conque, el día que te lo tomes disfrútalo sin machacarte y sin sentirte mal ¡Vida solo hay una! Observemos lo que requerimos primero.

Elementos

  • 1 taza de tu café favorito.
  • 50 ml de leche fría entera
  • 3 hielos
  • 80 gramos de helado de vainilla (precisamente 2 bolas)
  • Para adornar nuestro café: 4 barquillos y 2 ramitas de grosellas

Preparación:

  1. En una batidora, mezcla el café, los hielos y la leche fría hasta el momento en que quede bastante líquido.
  2. Sírvelo en una copa hasta precisamente ¾ unas partes del envase.
  3. Coloca esmeradamente las bolas de vainilla por arriba.
  4. Adorna con los barquillos y las grosellas para que sea aún mucho más apetecible a la visión.
  5. Diviértete con tu café frío con helado de vainilla.

4. Frappuccino casero tipo Starbucks®

Café frappe o Frapuccino casero
Café́ Frappe o Frapuccino casero

Si un día te despiertas creativo y con ganas de prepararte un frapuccino al estilo Starbucks, aquí tienes la receta que puedes preguntar. No olvides ponerle el nombre a tu taza para llevarlo a cabo de la forma original 😉

👉🏾 Ver la receta completa de frapuccino Starbucks casero

5. Granizado de Café, receta simple y refrescante

Granizado de Café
Granizado de Café́

Quizás eres mucho más de granizado que de café helado ¿verdad? Es habitual, los granizados están muy, muy buenos y el de café es muy habitual. Prueba esta fácil receta para prepararte el tuyo y cuéntanos qué te ha semejado después.

👉🏾 Ver la receta completa de Granizado de Café

Otras recetas de cafés helados por elementos

Otras recetas de cafés helados por ingredientes
Otras recetas de cafés helados por elementos

Si bien las precedentes recetas nos han similar espectaculares y muy simples de elaborar, deseamos comunicar este pequeño catálogo de recetas que puedes emplear ocasionalmente para ofrecerle algo de alegría a tu café. Nos encantará leer tu retroalimentación en el momento en que las hayas probado ¡Hasta la próxima receta, amigos!

  • Café Helado con Nata Montada.
    Puedes basarte en la receta de café frío con bolas de vainilla para crear esta. Lo único que deberás llevar a cabo es substituir el helado por nata montada y procurar que no te quede el bigote blanco al tomar la mezcla.
  • Café Helado con Crema
    Asimismo puedes emplear nata líquida en lugar de montada en tu café helado. Deberás llevar a cabo lo siguiente. En una batidora, verter un tazón de café, un tazón de nata líquida, un tazón de leche entera, 3 hielos y el endulzante que te apetezca (si te antoja, claro). Mézclalo todo bien en tu smoothie maker y sírvelo en un vaso largo. ¿Qué te semeja?
  • Café Helado con Mascarpone
    Aquí nos vamos a tomar el café de forma mucho más mantecosa, pero del mismo modo exquisita. Apunta para tu próxima compra 200 gramos de queso mascarpone, 200 ml de nata para montar, 1 iogur natural, 100 gramos de azúcar glass y 10 gramos tu café instantáneo favorito.
    Pica bien el café a fin de que no quede grosísimo. Es como llevar a cabo azúcar glass pero con café. En un bol mezcla con una cuchara el queso, el azúcar y el iogur. Añade después el café. En otro bol monta la nata hasta el momento en que consigas juntarla con la otra mezcla. Coloca esta exquisita masa mantecosa en vasos y ¡A gozar!
  • Café Helado y otros sabores de helado (chocolate, nata, etcétera)
    Si deseas café con helado pero no disfrutas bastante el de vainilla ¿Por qué razón no pruebas con otro gusto? Chocolate, nata, avellanas. Hay muchos sabores que nos encontramos seguros de que descubrirás alguno exquisito que deberás patentar.

¡Hasta la próxima, amigos!

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *