Batido de Café

En esta entrada te vamos a educar de qué manera se prepara entre los revueltos mucho más refrescantes y revitalizadores que hay: se habla un fantástico batido de café casero.

Además de esto, te hemos traído múltiples recetas y maneras de llevarlo a cabo, a fin de que halles cuál es para ti la manera más óptima de gozar de un refrescante y rico batido con café.

¿Qué sucede? ¿Qué no tienes ni la más remota idea de cocina? Deja de preocuparte, que escasas recetas son tan simples como esta. Solo tienes que respetar los elementos y proseguir los pasos que les exponemos ahora. ¡Ponte el delantal!

Antes de seguir, ¿Qué género de café utilizar?

Tipos de café
Puedes emplear café listo o soluble
  • Si te preocupa la cafeína, puedes utilizar tanto café con cafeína como café descafeinado.
  • Dentro las variedades, que si mezcla, etcétera emplea la que mucho más te agrade.
  • Otra esencial resolución es si utilizar café soluble o café de cafetera (sea italiana, cafetera capsula, máquina de expreso, etcétera).
  • Todas y cada una de las opciones son válidas, remplazables y puedes ajustarte a la que poseas mucho más a mano o gustes.
  • Si tienes todas y cada una de las opciones y te da lo mismo, en lo personal quiero el café de cafetera recién hecho.
  • La equivalencia es dependiente de la intensidad del café, pero en mi experiencia, una cucharada chica de café soluble equivale a unos 50 ml de café (¼ de vaso).
  • Lo esencial aquí es llegar al gusto y también intensidad de café que te agrade. En todo caso, si tienes inquietudes, utiliza menos café y en el momento en que pruebes el batido, siempre y en todo momento puedes añadir mucho más hasta lograr tu gusto especial.

Batido de Café y Plátano (con leche)

Batido de Café y Plátano 1Batido de Café y Plátano
Batido de Café́ y Plátano

¿Café y fruta? Ya que sí, una mantecosa y exquisita forma de tomar un batido de café cremoso tipo milkshake con un gusto a plátano que te sorprenderá.

Elementos

  • 2 medidas de cuchara de café soluble o unos 50-100ml de café líquido (en dependencia de lo profundo que lo desees).
  • Una cucharada de leche condensada. Opcional. Puedes mudarlas por leche + azúcar/endulzante.
  • Un plátano.
  • Un vaso de leche entera. 
  • Opcional: hielo si nos gusta tomarlo bien frío.

De qué forma llevar a cabo Batido de café y Plátano

  1. Pelamos el plátano y lo partimos en rodajitas.
  2. Echamos la fruta, al lado del café, la leche entera y la leche condensada en un vaso de batidora o licuadora. Si deseas que el resultado sea mucho más dulce y cremoso, incluye una cucharada mucho más de este último ingrediente. 
  3. En verano frecuenta apetecer tomar este milkshake bien frío, con lo que tenemos la posibilidad de añadir unos cuantos cubitos de hielo antes de batir.
  4. Trituramos todo en el transcurso de un minuto para hallar una textura lisa y homogénea.
  5. Ahora hemos acabado nuestro Batido de café, un genuino exitación que gusta gozar cualquier ocasión del día. ¡Buen beneficio!

Consejos para la receta y variaciones

Batido de Café

En esta receta hemos utilizado leche condensada para acrecentar la cremosidad, pero puedes emplear solo leche entera (tanto fría como ardiente) para hallar un resultado completamente distinto, mucho más rápido y adaptable a cualquier temporada del año. 

Está muy bueno de ámbas formas, conque te animamos a que las pruebes y decidas cuál es la que mucho más disfrutas. 

Este batido puede ser útil de base a fin de que más tarde incluyas ciertas variantes, como por servirnos de un ejemplo chips de chocolate, canela o una bola de helado de vainilla, algo que va a aumentar sensiblemente las calorías de la bebida. 

En caso de que deseamos una alternativa que encaje con perfección con dietas de adelgazamiento, tenemos la posibilidad de reemplazar la leche condensada por algún endulzante natural, como la stevia, y emplear leche desnatada en vez de entera. 

Batido de Café con Hielo (frío) y Leche

Batido de café con hielo
Batido de café́ con hielo

Si bien parezca extraño, exactamente los mismos elementos que utilizamos para estar listos nuestro café de forma rutinaria, saben distinto si los elaboramos en una batidora. 

La agilidad con la que la máquina mezcla la leche y el café le da un toque espumoso que te encantará. Si no tienes bastante tiempo, prueba primero a hacerlo de esta forma los últimos días de la semana, y después ve adaptándolo a tu horario de lunes a viernes. No te arrepentirás.

Elementos

  • Un vaso de tu leche preferida (entera, desnatada, de nueces o almendras…)
  • 2 medidas de cuchara de café soluble o un tazón de café listo
  • Media taza de hielos
  • Endulzante

Es sencillísimo. Saca la leche de el frigorífico o de la despensa adjuntado con el café y el endulzante. Abre el congelador y coloca múltiples hielos en una taza. 

Cambia de rumbo en el momento en que vayas hacia el microondas y en lugar de eso, dirígete hacia tu batidora. Arroja los elementos dentro. Mézclalo todo, abre la tapa y añade el endulzante que precises. Saca tu taza de café del armario y sírvete tu café fresco y espumoso.

Batido de Café y Cacao o Chocolate

Batido de Café y Chocolate
Batido de Café́ y Cacao o Chocolate

Semeja que el planeta se divide entre los fanaticos del café y los fanaticos del chocolate. Frecuentemente pensamos que estos 2 alimentos son incompatibles pero solamente lejos de la verdad. 

El café y el chocolate hacen buenísima pareja, asisten a batallar el sueño y te sostienen activo.  Prueba esta receta y, si todavía dudabas de esta mezcla explosiva, repetirás considerablemente más ocasiones de lo que crees.

Elementos

  • 2 vasos de leche desnatada (Si escoges utilizar leche entera o de origen vegetal, no hay ningún inconveniente)
  • 2 sobres de café soluble (Puedes emplear con o sin cafeína, en dependencia de la dosis de energía que precises)
  • 2 cucharaditas de cacao en polvo desgrasado
  • Endulzante al gusto
  • Una onza de chocolate negro (como topping)

No puedes denegar la sencillez de elaborar este batido. Si aún no lo probaste, es por el hecho de que hallas disculpas para no llevarlo a cabo. Lanza todos y cada uno de los elementos menos el endulzante a la batidora de vaso. Mezcla todo hasta el momento en que quede líquido y homogéneo. Prueba el nivel de amargor y vete añadiéndole endulzante hasta el momento en que alcance el nivel de tiernicidad que te agrade.

Raya la onza de chocolate negro y espolvoréala por arriba. Puedes elaborar este batido por las mañanas en tu casa y llevarlo al trabajo. Así, vas a ser mucho más productivo pues no vas a perder tiempo en desplazarte hasta la cafetera y ahorrarás el dinero que inviertes en él.

Batido de Café y Helado de Vainilla

Batido de Café y Helado de vainilla
Batido de Café́ y Helado de vainilla

Acostumbrarse a tomar café es un desarrollo en el que, en el momento en que comienzas piensas que andas tomando la bebida mucho más amarga que probaste en tu vida pero prosigues dándole ocasiones y, en el final, terminas con seriedad enganchado. 

En el momento en que desees suavizar su amargor, puedes usar azúcar, miel, edulcorantes…o puedes ir paso mucho más allí y usar vainilla. La vainilla pega con todo y, con el café aún mucho más. Conque si en algún momento te gusta tomarte un café extradulce, esta es tu receta.

Elementos

  • Un tazón de café antes listo
  • Azúcar moreno (al gusto)
  • Una bola de helado de vainilla
  • Nata montada (como topping)
  • Hielo picado (opcional)

Añade el café, el azúcar moreno y la bola de helado de vainilla a tu batidora. Bátelo todo junto y viértelo en un vaso largo con una paja entretenida.

 Te aconsejamos que adquieras pajitas de metal. Las puedes hallar en Amazon a un óptimo precio. Así, no se deshacen como las de cartón y puedes reutilizarlas.  Añade toda la nata montada que creas precisa y prepárate para ofrecerte el capricho que te alegrará la tarde.

Próximas recetas:

  • Licuefactado de Café para Bajar de peso

Entendemos que el café es adictivo pero hacerlo siempre y en todo momento del mismo modo puede ser un tanto poco entretenido. Con este articulo te dimos varias ideas para ofrecerle una vuelta a tu forma de tomar tu café pero sin ignorar su gusto indiscutible. La pluralidad es siempre y en todo momento una gran idea. ¡Déjanos tus comentarios!