Agua de Chilacayota o Chilacayote

Las aguas frescas forman parte de la vida día tras día de los mexicanos desde la niñez. Estas bebidas preparadas con frutas maduras y piloncillo o azúcar tienen la posibilidad de cambiar de estado a estado.

En Oaxaca entre las mucho más populares es el agua de chilacayota o chilacayote. Esta es una fruta que tiene distintas usos en la gastronomía oaxaqueña. 

Aparte de usarse para la preparación de recetas dulces y salobres como esta agua fría, y asimismo para caldos, guisos y en el popular mole verde. Conozcamos un tanto sobre la narración de esta exquisita receta y de qué forma hacerla punto por punto.

Agua de Chilacayota: Historia y Origen

historia del agua de chilacayota
Historia del agua de chilacayota

La palabra chilacayota/chilacayote procede del náhuatl tzilacayotli ‘tzilac’, que significa liso, y ‘ayotli’, que significa calabaza. La chilacayota es una calabaza lisa, que forma parte a la familia de las cucurbitáceas, una planta trepadora considerada como la clase más esencial de calabazas en las zonas frías.

El origen de la chilacayota no está claro. Ciertos expertos sitúan su origen y domesticación en México, al tiempo que otros lo sitúan en América del Sur, particularmente en la región de Los Andes, en tanto que medran las zonas montañosas frías.

En México, su distribución se ha concentrado primordialmente en los estados de Oaxaca, Morelos, Michoacán, Chiapas, Noble, Jalisco y Veracruz. Pero, tratándose de su preparación como agua fría, Oaxaca es la zona que resalta

Se estima que el agua de chilacayota oaxaqueña tiene su origen en la temporada prehispánica, pero no se conoce con precisión cuándo comenzó a prepararse. Un apunte sobre estas bebidas es que desde el Porfiriato hasta la década de 1930 se conocían como refrescos.

Otro apunte atrayente y que debemos saber, es que la temperatura del agua de chilacayota ha de estar bajo la temperatura ámbito, pero solo varios grados. 

Anteriormente para sostenerlas frescas se guardaban en ollas de barro, que se guardaban en cajones de tierra húmeda. Hoy en dia, es común almacenarlas en vitroleros de cristal o de plástico, o en jarras de barro. 

Elementos para nuestra receta

chilacayota o chilacayote
Chilacayota o chilacayote
  • 2 o 3 kilogramos de chilacayota
  • 1 ½ kilo de piloncillo
  • 4 litros de agua
  • 1 piña criolla
  • 2 rajas de canela
  • Cáscara de limón verde

¿De qué manera llevar a cabo agua de chilacayota oaxaqueña? Agua fría propia de Oaxaca

  1. Corta la chilacayota y quita la parte amarilla que circunda las semillas, en tanto que si la dejas el agua va a tomar un gusto amargo. Córtala en trozos pequeños.
  2. Excita el agua y añade el piloncillo, la canela y la chilacayota en trozos con cáscara y también introduciendo las semillas.
  3. Corta la piña en trozos pequeños y agrégala al agua en el momento en que esté hirviendo (asimismo puedes agregarla en el final de la preparación).
  4. Cocina hasta el momento en que la chilacayota esté despacio. Tienen la posibilidad de ser hasta 2 horas en dependencia del tamaño, la fuerza del mfuego, etcétera.
  5. Quita del fuego y deja enfriar a temperatura ámbito.
  6. Saca los trozos de chilacayota y quita su pulpa con una cuchara.
  7. Devuelve la pulpa a la preparación y desecha las cascarillas.
  8. Añade las cascarillas de limón en el momento en que el agua esté fría.
Agua de chilacayota o chilicayote
Agua de chilacayota o chilicayote

¡Y listo! Elaborar agua de Chilacayota es sencillísimo y si lo haces lograras gozar de de las mejores bebidas habituales oaxaqueñas. Puedes aun realizar tus propias variantes.

Si disfrutas que la bebida sea mucho más rápida, puedes añadir mucho más agua y si disfrutas mucho más densa, puedes reducir la cantidad. Lo mismo con la proporción de piloncillo o azúcar, ajustando la cantidad a tu manera. 

¡Es dependiente de ti! Anímate a evaluar esta preparación en el hogar. ¡Vas a quedar encantado y con ganas de realizar mucho más!